No hay festividad más exigente que la Semana Santa, esos 5 días en los que padres, hijos pequeños, hijos adolescentes, tíos, amigos de la familia, abuelos y hasta mascotas se suben al carro en busca de un destino que satisfaga todas y cada una de sus diversas y contradictorias expectativas: descanso, juego, juerga y reflexión. ¿Difícil? Amigo viajero, padre o madre de familia, ¡No busque más! Acaba de encontrar la solución al problema, porque no hay pueblo más ecléctico, versátil y flexible que Villa de Leyva. Les traemos 5 sugerencias para satisfacer las personalidades de los diferentes integrantes de la familia, mochileros, parejas y grupos de amigos que estén buscando el destino ideal de Semana Santa.

El aventurero

La riqueza de ecosistemas que rodean a la Villa pone un extenso catálogo de posibilidades a disposición de los amantes de las caminatas ecológicas, caballos, motos y safaris. El Gran Valle GONDAVA (nuestro “Jurassic Park criollo”) es una aventura arqueológica con sendero ecológico y dinosaurios a escala real, y es perfecto para visitar con niños. Los más deportistas podrán tener uno o varios días de trekking en La Laguna de Iguaque y Santuario de Fauna y Flora, un paraje impresionante ubicado a 3800 metros de altura. Una opción más tranquila e igualmente hermosa son los Pozos Azules.

El histórico

Además de su riqueza natural, Villa de leyva cuenta con una extensa historia prehistórica, precolombina y colonial. Fundada en 1572, el pueblo conserva la arquitectura y calles empedradas de su fundación, que a mezclarse con el paisaje y las nuevas dinámicas de locales y extranjeros, hacen de la Villa un sitio excepcional. Los curiosos que quieran indagar a profundidad en la historia del pueblo pueden visitar sus numerosos museos y centros históricos que van desde el Centro de Investigaciones Paleontológicas hasta la Casa Museo Antonio Nariño, pasando por El Fósil, El Infiernito y la Casa Museo Luis Alberto Acuña.

El romántico

El romanticismo es un elemento implícito en Villa de Leyva, con sus callecitas, cerros, cielo estrellado y el ambiente perfecto de sus restaurantes y cafés. Bien sea un espacio íntimo y un poco escondido, o una terraza con música en vivo, ¡la oferta para quienes buscan un viaje especial con su pareja está a la orden del día! Aquí les ofrecemos un par de opciones para cenas románticas, e incluso un plan de varios días con hotel y spa incluidos.

El parrandero

Después de la ecoaventura, el paseo cultural y el romance, ¡vienen la música, la buena onda y los tragos! La sugerencia es empezar la noche en la Plaza Mayor y tomarse un par de cervezas o cocteles en el sitio que más les llame la atención. La Cava de Don Fernando y el Bolivar Social Club son un par de favoritos entre los visitantes asiduos de la Villa. Otra buena alternativa es el Recorrido Nocturno por la Villa, un tour auténtico en chiva que incluye lunada, bebidas durante todo el recorrido y música de cuerda en el mirador.

El religioso

Finalmente, para los adscritos a la filosofía de “el que peca y reza empata” y los fieles creyentes que quieren disfrutar una Semana Santa de reflexión y tradición, sugerimos un recorrido que incluya el Convento de Santo Ecce-Homo, el Museo de Arte Religioso o una de las muchas iglesias, capillas y recintos sagrados del pueblo. Además, del 23 al 26 de marzo, se celebrará el octavo Encuentro de Música Antigua en Villa de Leyva, EMA, que este año tiene a Suiza como país invitado y tendrá lugar en el Templo del Antiguo Claustro de San Agustín y la Iglesia Mayor de Nuestra Señora del Rosario.  Y ni qué hablar de la semana santa a lo vivo en Sáchica.

Sumercé no más es que se saque las maletas y échele un vistazo a estas opciones de alojamiento. Si tiene alguna duda, comentario o sugerencia, ¡pregunte no más paisanit@! Que por acá lo esperamos con los brazos abiertos. Y siguiendo la filosofía boyacense: “Siga que sí hay, ¡y si no se le consigue!”.

 

Comentarios